Protest Barrick
Home About us Issues International Campaigns Press Actions

A la Justicia por Pascua Lama


by Federico PoorePagina 12

Diputados opositores pidieron ayer a la Justicia que investigara posibles vínculos entre funcionarios y la empresa minera Barrick Gold. Los legisladores Miguel Bonasso (Diálogo por Buenos Aires), Elisa Carrió y Fernanda Reyes (Coalición Cívica) presentaron nuevas pruebas para ampliar la investigación que lleva adelante el juez Marcelo Martínez de Giorgi y reclamaron al Gobierno que diera a conocer el acuerdo tributario que firmó con la compañía canadiense. La empresa aseguró en un comunicado que sus actividades “se de-sarrollan en el más estricto apego a la legislación vigente”.

En su presentación, los legisladores cuestionaron las “presuntas vinculaciones económicas” entre los hermanos José Luis y César Gioja – gobernador y senador por San Juan– y la multinacional. Además, reclamaron el esclarecimiento de las supuestas relaciones económicas del secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, con la empresa minera y pidieron al juez federal que determinara “la posible vinculación de esos hechos con el veto presidencial” a la llamada Ley de Glaciares en noviembre de 2008.

Carrió acompañó la presentación y dijo que la Argentina “es la vedette de la minería”, ya que recibe “regalías ínfimas” de las empresas. La titular de la CC también pidió que se investigara a la presidenta Cristina Kirchner “por posible tráfico de influencia a favor de la Barrick Gold, ante la posibilidad de un acuerdo tributario secreto entre el Estado nacional y esta empresa”. “Es un escándalo”, resumió.

La causa fue iniciada luego de una presentación del ex kirchnerista Miguel Bonasso, que acusó a funcionarios del Gobierno de hacer lobby a favor de la compañía para autorizar el megaproyecto de minería Pascua Lama entre San Juan y Chile. Ayer, Bonasso y Reyes pidieron a la Justicia que determinara si existió algún tipo de acuerdo secreto que le garantizara a la minera un tratamiento fiscal extraordinario. “Sospechamos que existe una concesión muy importante de carácter impositivo y que puede haberse cometido algún ilícito – explicó Bonasso a Página/12–. Esto excede la investigación parlamentaria y es algo que la Justicia tiene que seguir.”

Uno de los tramos de la denuncia apunta al senador César Gioja, dueño de la empresa Bentonita Santa Gema, y dice que sería una de las proveedoras de Barrick Gold. En declaraciones televisivas, el senador confirmó que la compañía “hace treinta años que es mía”, pero negó rotundamente que fuera suministradora de la minera.

“Es todo una fantasía”, expresó a este diario su hermano, el diputado Juan Carlos Gioja. “¿Qué relación puede tener el Gobierno con la Barrick que no sea la concesión, que encima la hizo el gobierno anterior? La estrategia de la oposición es ir a la Justicia y embarrar la cancha sobre las cuestiones que plantea el Gobierno”, exclamó el legislador. José Luis Gioja, gobernador provincial, ayer estaba de viaje en Japón.

La presentación de los diputados tuvo lugar días después del encuentro que mantuvo en Toronto la Presidenta con el titular de la Barrick Gold, Peter Munk. El próximo miércoles, en tanto, el Congreso debatirá un nuevo dictamen de la Ley de Glaciares.

 

Join our e-mail list